miércoles, 16 de noviembre de 2016

A RATOS

La palabra oculta la verdad
es sincera a ratos
transita las circunstancias plenas
deriva en el abismo
son meras quimeras habladas
destruyen los corazones
otras, los alientan
son sólo eco en el estruendo
perfume del alma a ratos.
Los hechos son los que manifiestan la verdad
de todo peregrino en su tramo
nada ni nadie debería juzgarlo
pisa mis huellas en mis adoquines transitados
usa mis zapatos viejos del desgaste
conoces mi senda, no mi sentir
nada se sostiene con el ego tóxico
los juicios mejor fondeados en el barco de la paciencia
todo se aclara
y a ratos se oscurece.
¿Me conoces?
creo que ni yo misma a ratos...

Del poemario inédito:  DIGNAS SIN TABÚ

 Irma Ariola Medina ©  

Fotografía: Google 





martes, 15 de noviembre de 2016

Si no se disuelve el silencio
queda suspendido al aire
entre susurros muestra el sonido
del que observa la vida y sus matices
riega en el camino a las rosas 
llenas de perfume por el candor
sueñan los lirios en los campos del ser
desprenden el aroma de la flor
despiertan las pasiones ocultas
en la oscuridad de la noche
suena ese elipsis mantenida al aire
por la brisa del secreto.
Del poemario inédito: DIGNAS SIN TABÚ

Irma Ariola Medina ©  


lunes, 14 de noviembre de 2016

Tápame en la noche
despójame en el día
sueño abierto y nítido
luz del alma encendida
amor de mis entrañas lleno de ti
esta noche la luna llena nos visita
grande y hermosa musa
abrigará nuestras rosas
sueño, despierta contigo
el incienso se disipa en ti
tu fragancia recorre mi universo
y abro los ojos sostenida en ti.


Del poemario inédito:  DIGNAS SIN TABÚ
Irma Ariola Medina 

DIGNAS SIN TABÚ



Poema "DESEO" del poemario inédito. "DIGNAS SIN TABÚ".
Irma Ariola Medina ©
Todos los Derechos Reservados

domingo, 13 de noviembre de 2016

CRISTINA ORTIZ , LA VENENO

Que nadie te quite tu eterna sonrisa
musa de todos y mujer hermosa
tu pecado según ellos vender tu cuerpo
tu necesidad te llevó a ello
los hipócritas te adoraban, por ti babeaban
ahora ya te silenciaron para siempre
no nos callaremos para pedir compasión
por el dolor de esta mujer incomprendida
te desgarraron el alma a bocados
dicen que te drogabas para poder vivir
¡Y qué les  importa a ellos lo que hiciste!
Que nada ni nadie te juzgue
tus pasos transitaron desde tu libertad
el vacío fue tu nido durante años
celoso y macabro el que supuestamente te amaba
tus golpes recibidos  suenan en el eco del dolor
ahora investigan tu muerte.
Los juicios ajenos al viento
nada ni nadie entenderá tu dolor
apelamos a la empatía y humanidad
de no silenciar tu muerte.

Descansa hermosa princesa de tu cuento.

Irma Ariola Medina ©  


Periódico EL ESPAÑOL







LA PASIÓN DEL ARTISTA

La pasión del artista por la obra, le lleva a rozar instantes de luces y sombras en el proceso de su aprendizaje. Acaricia suavemente la ternura rozando la belleza al observar la vida, sus circunstancias y sobre todo al contemplar el amor intrínseco del ser humano. Cada experiencia vivida es vital para reflejarla en el trabajo y toda comunicación con cada ser, es necesaria para la misma. Somos instantes de esa creación que la aportamos cada uno a su manera con el reflejo de la transparencia del ser manifestando el amor, la compasión y las fuerzas al brillar en cada pincelada dada desde la empatía con la humildad como bandera sin dejar que el ego predomine en la misma. Mejor dejarlo fuera del taller para poder expandir esa luz en pequeños destellos palpados al aire y reflejados en la secuencia del proceso de su madurez en su carrera. Toda la información que recibe es un puente entre el universo y el alma. Todo se muestra de par en par, el espejo refleja la esencia del ser sensible derrochando pasión cada instante que te entregas con la delicadeza a sentir mientras disfrutas la belleza sentida y plasmada en cada pincelada. Nada ni nadie te pueden entender al cien por cien pero tampoco es necesario. La imaginación vuela por parajes hermosos, por sus frutos que bien sean de sombras y luces son parte de una misma mirada.
Contemplar ensancha al ser humano cuando mira con el corazón abierto y con los ojos del espíritu se deja guiar simplemente, a observar la obra sin enjuiciar el proceso de la misma. Toda creación es fruto de la entrega en ese éxtasis sostenido al aire entre las nubes disueltas de todo temor y lleno de entrega con el ímpetu  del artista a sentirse libre donde no cabe la censura ni el miedo. 
"Amar es contemplar las estrellas palpitar en ti y crear,  es pintarlas en un lienzo desde la devoción recibida en el proceso de la existencia". 
Es acercarte a la rosa lentamente y empaparte de su aroma de lleno. Recibirla, es la apertura para plasmarlo en la obra.

Irma Ariola Medina ©  

Fotografía: Google